La placenta es nuestra

      No hay comentarios en La placenta es nuestra

Foto: Fermont Fotografie https://fermontfotografie.nl/

Tradicionalmente en la cultura occidental moderna y contemporánea se ha tratado a la placenta como un residuo. Esto no ha sido siempre así ni es así en todas partes. Diferentes culturas y diferentes momentos históricos han reverenciado y respetado la placenta, vinculada a distintos rituales.

Hoy en día cada vez más mujeres se plantean la posibilidad de darle uso, ya sea para honrarla, encapsularla o incluso ingerirla (aunque nos pueda parecer raro o incluso nos pueda generar rechazo, la inmensa mayoría de mamíferas lo hace y la poca evidencia disponible parece indicar que la placenta contiene vitaminas y hormonas importantes de cara al parto y puerperio).

El caso es que cada vez con mayor frecuencia me encontraba con que había mujeres que deseaban en el contexto de un parto hospitalario, llevarse la placenta a su casa.

Para dar respuesta a los problemas que estaban experimentando, escribí y publiqué en la web de Dona Llum esta carta con argumentos legales que apoyan el derecho de la mujer a llevarse su propia placenta.

La carta fue publicada hace tres años (el tiempo pasa rápido) y gracias a la misma, las cosas han ido cambiando. Han sido muchos los centros que al recibirla por parte de alguna mujer, han cambiado sus protocolos y han contribuido de este modo a que las mujeres puedan vivir sus partos de forma más próxima a sus creencias, ideas y sentires.

Desgraciadamente, hay profesionales y centros que se niegan a atender las peticiones de las mujeres en este sentido. A pesar de que es un derecho reconocido por la Declaración de Fortaleza de 1985 de la OMS, a pesar de la normativa en materia de derechos fundamentales, a pesar de que muchos hospitales (inclusive los grandes y de referéncia) están entregándola sin problemas.

En concreto, el Hospital de Reus en Cataluña, niega injustificadamente a las mujeres la posibilidad de llevarse la placenta. Estoy asistiendo legalmente a una familia víctima de esta situación, habiéndose interpuesto recurso de alzada ante la Conselleria de Salut contra la negativa del hospital, que actualmente se encuentra pendiente de resolución.

Mientras tanto, la familia ha organizado este change.org para recoger firmas a favor de poder disponer de la placenta a los efectos de darle el destino que consideren oportuno y que os animo a firmar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *